¿Qué hacer si ya no puedo pagar mi hipoteca?

By 1 febrero, 2021General

Adquirir una vivienda mediante un crédito hipotecario es una gran responsabilidad que no es nada fácil asumir y, en ocasiones, las cosas se pueden poner difíciles, por ello, vamos a decirte qué debes hacer en caso de no poder solventar tu hipoteca.

Un porcentaje similar al 25% de la población cuenta con una hipoteca, de acuerdo con datos de la Asociación de Bancos de México, sin embargo, muchas personas se ven en la imposibilidad de continuar pagando sus hipotecas por diversas razones, como el desempleo, emergencias familiares, imprevistos económicos, descuentos en su nómina demasiado altos, etc.

En caso de no continuar el pago de nuestra hipoteca, la institución bancaria que emitió el préstamo puede comenzar a cobrarnos intereses,  y puede proceder con el embargo del inmueble para, posteriormente, subastarlo o venderlo nuevamente. Por ello, no esperemos a afrontar las posibles consecuencias de un impago de la hipoteca, mejor adelantémonos y tomemos algunas medidas antes de llegar a esa decisión final. Por ejemplo:

  • Acude a la institución que haya financiado tu crédito hipotecario para averiguar qué posibilidades de renegociación existen para que las condiciones del crédito se ajusten a tu capacidad de pago.
  • Cuando asistas a la ubicación de la entidad acreedora del préstamo, negocia la ampliación del periodo del crédito para que el monto mensual disminuya de tal modo que, aunque no tengamos una solvencia económica boyante, no dejemos de pagar el crédito hipotecario.
  • En caso de que no puedas llegar a un acuerdo con la entidad que te brindó el crédito hipotecario, seguramente no habrá más posibilidades para solucionarlo, no obstante, después de la decisión del impago sigue todo un proceso que podemos ayudarte a sobrellevar.

Primer mes de adeudo:

Cuando cumplas el primer mes de impago del crédito hipotecario, tu acreedor se comunicará contigo para aclarar cualquier error que no haya reflejado tu cuota, invitándote a liquidar el adeudo con ciertos intereses aplicados debido a la demora del pago. Cuando esto ocurra, piensa en que aún estás a tiempo de renegociar una prórroga o una reestructuración de la deuda para que puedas retomar tu hipoteca.

Cuarto mes de adeudo:

En este periodo de mora, tu crédito ya puede ser considerado como mora legal, de modo que la institución que financió tu crédito podrá realizar formalmente un requerimiento de pago del que serás notificado. En caso de que tu situación económica mejore, no dudes en comunicárselo a tu banco o entidad financiera, ya que probablemente puedas reanudar tus pagos mediante una nueva negociación en la que, probablemente, debas pagar un porcentaje del adeudo mayor al 30%.

Más de 6 meses de adeudo:

Llegada esta etapa deberás enfrentarte a las acciones legales que la entidad financiera empresa en tu contra para recuperar el dinero que te fue prestado, es decir, embargarán tu propiedad.

Si tus finanzas mejoraran para este periodo, deberás liquidar el total del adeudo más los intereses acumulados durante el periodo de impago para evitar el embargo, de lo contrario, tu propiedad pasará a manos del banco.

Si deseas evitar el embargo, puedes tomar las siguientes acciones en cuanto seas notificado del proceso legar iniciado por la entidad financiera:

Suponiendo que cuentes con el 70% del valor del crédito inicial o más, puedes negociar la liquidación del inmueble por medio de un descuento.

Si el problema económico por el que atraviesas es temporal, solicita una reestructuración total del crédito en el que establezcas una fecha en la que puedas liquidar tu adeudo más los intereses correspondientes.

Si el problema es todo el crédito, solicita la reestructuración del mismo, de modo que se negocien las condiciones de un crédito hipotecario que se adapte a tus posibilidades (plazos, montos, tasas de interés, etc.).

Traspasa tu deuda vendiendo el inmueble en cuestión mediante un contrato de compraventa. El banco no traspasará la deuda, sin embargo, en cuanto tengas un comprador, él será quien se haga cargo de la liquidación de la deuda siempre y cuando el proceso se realice ante un notario público.

Los casos de impago de hipoteca son cuestiones muy desafortunadas, pero si no te queda otra opción, acepta la devolución o entrega del inmueble para liquidar tu deuda. Pero para no llegar a estas consecuencias, toma todas las medidas necesarias, hazte de un fondo de emergencia y continua con tus pagos para hacerte de tu patrimonio.

Leave a Reply