Opciones de créditos hipotecarios para comprar una casa

Fuente: Centro Urbano

Para muchos es extraño hablar sobre cuestiones hipotecarias. Principalmente cuando la posibilidad de adquirir una casa o un departamento está fuera de alcance. Sin embargo, tú que trabajas, tienes un salario fijo y llevas laborando más de 2 años en la misma empresa, estás en el momento exacto para comenzar a planear tu futuro.

En Centro Urbano te compartimos las diferentes opciones de financiamiento a las que puedes acceder para adquirir una vivienda. Pero antes de entrar en el tema, te daremos una breve explicación de cómo funciona un crédito hipotecario para que puedas realizar las comparaciones necesarias:

Sin importan la institución financiera donde lo solicites, puedes adquirir un préstamo para comprar, construir y remodelar una casa, un departamento o un terreno; bajo cierto plazo e interés para pagarlo. Mientras el crédito está activo, la propiedad queda en garantía (hipotecada) y al finalizar los pagos, recibes la documentación que certifica que la propiedad te pertenece y que no tiene ningún adeudo.

Crédito Infonavit

Este es el crédito más popular del país, ¿sabes por qué? Porque la mayoría de los trabajadores son derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y por tanto están afiliados al Infonavit.

Infonavit ofrece una amplia cartera de créditos hipotecarios para cubrir las diversas necesidades de vivienda que presentan los solicitantes. A través de sus préstamos, puedes comprar un inmueble nuevo o usado, construir, remodelar tu vivienda actual e incluso arrendar en lo encuentras el hogar de tus sueños.

De acuerdo a datos del instituto, el monto máximo otorgado es de $1,955,291.52 pesos a una tasa de interés promedio de 12% (cambia dependiendo del tipo de crédito) y un plazo máximo de 25 años.

Para hacer la solicitud, debes cumplir con la precalificación que establece el instituto en donde se toma en cuenta: edad, salario, ahorro en la subcuenta de vivienda y bimestres continuos cotizados en el Infonavit. El mínimo para poder acceder al crédito es de 116 puntos y a través del portal Mi Cuenta Infonavit puedes calcular tu puntuación.

Crédito Fovissste

Esta es una opción con una oferta y demanda menor, ya que solo quienes trabajan para dependencias del sector público pueden acceder a él, es decir, trabajadores que tienen acceso al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Si cuentas con el privilegio de estar afiliado al Fovissste, te aconsejamos no desaprovechar la oportunidad. Pues si bien, aunque el monto máximo conferido es uno de los más bajos (alrededor de $982,000 pesos), maneja una tasa fija de interés de 4% a 6% y plazos hasta de 30 años.

De la misma forma que Infonavit, ofrece una variedad de productos hipotecarios, para comprar, construir y remodelar.

Crédito hipotecario bancario

En caso de no estar afiliado a ninguna de esas instituciones de vivienda, tienes la opción de acudir a los bancos. En México son 25 las entidades bancarias que ofrecen entre sus servicios el financiamiento inmobiliario.

Cantidades, tasas de interés y plazos son muy variados entre cada institución. Pero a través de estos puedes obtener el mayor monto crediticio para adquirir una propiedad (10 millones de pesos).

En cuanto a la solicitud, aunque son más incluyentes que las instituciones de vivienda, deberás comprobar ciertos requisitos extras para garantizar tu responsabilidad financiera. Sin embargo, cualquier ciudadano mayor de edad, que tenga un ingreso mínimo mensual de $9,000 pesos y pueda comprobar antigüedad laboral, puede acceder a estos.

Crédito hipotecario Sofom

Las Sofomes no son instituciones muy conocidas, no obstante, son las más accesibles para solicitar un crédito hipotecario. Prácticamente las Sofomes atienden a personas que no cubren el perfil para adquirir un préstamo en el banco, dándole así la oportunidad a todos de poder financiar una vivienda.

Los montos otorgados, las tasas de interés fijas y los plazos son similares a los de los bancos. El monto máximo que puedes obtener en una Sofom es de 10 millones de pesos a un plazo de 25 años. La tasa de interés también dependerá de la solicitud que realices, la más baja está registrada en 8.49%

Por otra parte, aunque los requisitos son los mismos que los bancos, en la mayoría de las Sofomes, solo debes comprobar que tienes un ingreso fijo, sin importar la cantidad que ganes.

Antes de hacer la solicitud, verifica que la entidad cumple con todos los registros que garantizan su regularización, puesto que algunas de estas pueden ser fraudulentas.