¿Debo preocuparme si estoy en Buró de Crédito?

By 17 abril, 2022General
Buró de crédito

Parece que escuchamos una historia de terror cuando alguien menciona al Buró de Crédito. No tengas miedo, infórmate.

Actualmente, toda nuestra información financiera se encuentra en Buró de Crédito y en ocasiones nos da un poco de miedo, pensar que un ente fiscal pudiera tener nuestros datos personales y peor aúnque tomarán esta base como referencia para alguna solicitud de crédito posterior.  

Para aclarar una primera duda, el Buró de Crédito es una entidad privada que se encarga de analizar, procesar y generar un informe sobre nuestros movimientos bancarios, hipotecarios y automotrices, incluso servicios básicos agua, luz o predial. Es decir, que desde el primer momento en que tenemos una tarjeta de débito, crédito o alguna propiedad a nuestro nombre, somos parte del archivo del buró. 

¿Para qué sirve esta información?

Imagina que deseas comprar una televisión a crédito en la tienda de tu preferencia, una vez ahí, con tu tele en el carrito, te toca hablar con el ejecutivo encargado del crédito. Pese a que eres una persona confiable, la tienda no puede darse el lujo de soltar un producto a desconocido, por ello, solicita un informe a Buró de Crédito para conocer qué tan pagador eres.  

Ya con el reporte en sus manos, tomará una decisión, basándose en los aspectos positivos y negativos de tu historial. Supongamos que te permiten llevarte la televisión, aceptando las respectivas tasas de interés y los pagos a realizar. Imaginemos que pides un crédito a 12 meses y que mes a mes, pagas lo acordado, al pasar un año no tienes deudas y estás libre. Esto también se refleja en tu historial. 

Así es, como pagaste en tiempo y forma, ahora sumaste puntos positivos, que seguramente te podrían servir a la hora de solicitar un crédito más grande, ya sea para otra televisión, un carro, una casa y en ocasiones muy exclusivas, para solicitar una visa extranjera. Entonces, ¿No es tan malo estar en Buró de Crédito? Hasta este momento, la respuesta es no, pues gracias a tu excelente actitud de consumidor, ahora eres capaz ir por cosas más grandes, pues generaste confianza entre las instituciones financieras.

Pero qué pasaría si nos vamos al extremo contrario. Imaginemos que ya tienes tu televisión y que a la par, un sistema de sonido estaba en descuento, el cual añades a tu carrito. Pasa el primer mes y sin ningún problema lo pagas, al siguiente, la colegiatura, la despensa y algunos otros gastos provocan que te rezagues, atrasándote mes a mes, extendiendo tu deuda a más de doce meses, incluso has decidido no pagar, pues consideras que los intereses son una exageración. 

Ahora, toda esta actitud se ve reflejada en puntos negativos en tu historial, por lo que, ya no solo aquella tienda, sino cualquier institución financiera que otorgue crédito, al ver estas red flags te tendrá desconfianza, entonces, tus sueños de tener una casa, un carro o incluso viajar al extranjero, podrían desaparecer.

Reflexionemos sobre esta situación, pues cuando la moneda cambia de cara, las perspectivas financieras se ven muy tristes, para esta situación, la respuesta es obvia. Es muy malo estar en Buró de Crédito.

Recapitulemos un poco, ¿Debo preocuparme si estoy en Buró de Crédito? Si eres una persona financieramente responsable, que no tiene deudas rezagadas, la respuesta es no, pues puedes convertir estos puntos positivos en oportunidades crediticias. 

Si estás en el grupo B, es decir tienes un pasado crediticio oscuro y planeas ir por un nuevo crédito, la respuesta es sí, pues muy difícilmente te lo otorgaran. Sin embargo, la única solución posible es liquidar tus deudas, liberar el Buró y hacer una nueva solicitud, pero ten cuidado, pues nadie escapa de los ojos del  Buró de Crédito. 

¿Quieres saber si tienes puntos positivos o negativos? 

Solicita tu reporte gratis cada 12 meses en: https://www.burodecredito.com.mx/