Siete cosas que debes revisar en una hipoteca

By 22 febrero, 2021General

Para adquirir una hipoteca hay que prestar mucha atención a todos los detalles y conocer a fondo lo que estamos contratando. Por ello vamos a ayudarte con todo lo que debes tomar en cuenta.

Como sabemos, la hipoteca es ese trato que logramos con un prestamista, ya sea un banco u otra entidad financiera, mediante el que obtendremos capital para pagar una vivienda u otro bien, dejando como garantía una de nuestras propiedades, otorgando al prestamista el derecho de tomar la propiedad en cuestión en caso de que no paguemos el dinero que nos han prestado.

Algunos elementos específicos que debemos revisar antes de firmar cualquier trato son los siguientes:

Cantidad del préstamo: Los ejecutivos de la entidad financiera en cuestión podrán apoyarnos para saber cuánto podemos pedir prestado de acuerdo con la evaluación que realicen sobre nuestra situación económica.

Sin embargo, siempre debemos tener el objetivo de encontrar una hipoteca que podamos pagar, no destinar todos nuestros recursos para la hipoteca, sino que siempre debemos tener un ahorro que nos permita solventar cualquier imprevisto. La cantidad que un banco pueda sugerirnos para pedir prestado puede diferir con la cantidad que podemos pagar sin vernos perjudicados en otros asuntos de nuestra vida diaria.

Tasa de interés: Las tasas refleja la cantidad de dinero que se sumará al capital que nos ha prestado la entidad financiera, el porcentaje que se deberá abonar mensualmente en los pagos para retribuir al bando el adelanto del dinero para pagar un porcentaje de la vivienda.

Existen tres tipos de tasa de interés: variable, fija y mixta. La tasa fija se mantendrá estable durante todo el periodo que dure la hipoteca, así que muchas personas optan por esta tasa, sin embargo, en las otras tasas, el interés puede disminuir o ascender, dependiendo diversas variables, así que toma la mejor elección.

Costos de cierre del préstamo: Los costos de cierre son gastos de tramitación que se pagan al prestamista, es decir, por preparar y administrar el préstamo. Estos cubren servicios de tasación de la casa, así como el estudio del título. Este dinero se paga cuando se asiste a la reunión de cierre y normalmente pueden oscilar entre el 3% y el 6% del valor de la casa. También hay que poner mucha atención a todas las comisiones que pudiera llegar a cobrarnos el prestamista.

Tasa Anual Efectiva: La tasa anual efectiva refleja la tasa de interés de la hipoteca y otros cargos. La tasa anual efectiva es una medida más amplia del costo de pedir capital prestado. Esta tasa toma en cuenta las tarifas del corredor hipotecario y otros cargos que deberemos pagar para obtener el préstamo, lo que hace que, normalmente, sea más alta que la tasa de interés.

Otros costos al proponer el pago ideal: Cuando contratamos una hipoteca también podemos contratar servicios como un seguro que cubra al propietario de la vivienda, lo que se traducirá en un gasto extra, no obstante, debemos permanecer atentos a los impuestos sobre la propiedad, así como el seguro hipotecario que puede añadirse al pago mensual de la hipoteca. Los detalles siempre marcan la diferencia, así que al hacer las estimaciones de nuestros gastos y obtener las estimaciones de nuestras cuotas mensuales a pagar, podremos hacer una mejor planeación de nuestro presupuesto para pagar de forma cómoda la propiedad que deseamos adquirir.

No olvides revisar si el préstamo tiene otras características de riesgo, como penalidades por pago anticipado, cláusula de pago global final, característica de sólo intereses o amortización negativa, en cuyo caso deberás decidir si continuar revisando opciones de hipotecas o quedarte con la que te encuentres valorando.

Leave a Reply