Malas prácticas de los bancos en las hipotecas

By 21 enero, 2021General

Existen algunas prácticas bancarias que pueden dificultarnos más el proceso de hacernos de nuestra vivienda mediante un crédito hipotecario. Por eso vamos a revelarte algunas malas prácticas de los bancos en la concesión de hipotecas para que evites caer en ellas.

Siempre hay que leer todos los elementos que contiene un crédito hipotecario al momento de solicitarlo y, de preferencia, informarse bien sobre todos los detalles de las diferentes ofertas existentes desde antes de solicitarlo, ya que existen las famosas letras chiquitas y algunos conceptos técnicos que podrían ser poco claros e incluso nada benéficos para ti.

Cualquier trámite que realicemos a lo largo de nuestras vidas es merecedor de escrutinio y con mayor razón si este involucra una gran cantidad de dinero y parte o todo nuestro patrimonio, sobre todo sabiendo que algunas entidades bancarias recaen en malas prácticas al momento de ofrecer un crédito hipotecario. Toma todas tus precauciones y no confíes en ningún contrato, ni cuando este provenga de una entidad bancaria o financiera de renombre.

Aunque no lo creas, las quejas por malas prácticas de los bancos, en cuanto a solicitudes de créditos hipotecarios, son más frecuentes de lo que crees, por ello hay que mantenerse muy atento y asesorarnos son especialistas en el tema. Es por ello que vamos a ayudarte comentándote algunas de las malas prácticas más recurrentes de las instituciones bancarias.

Algunas de las quejas más comunes de los usuarios que solicitan créditos hipotecarios a través de entidades bancarias son: Consumos no realizados por ellos, retiros no reconocidos e incluso pagos automáticos realizados de manera incorrecta. No obstante, estas malas prácticas pueden identificarse fácilmente, así que vamos a revisar otras malas prácticas que quizás podrías pasar por alto para que estés totalmente preparado para evitarlas:

No brindarte toda la información antes de firmar: Cuando estás por firmar el contrato mediante el que accederás a tu crédito hipotecario tienes ante ti toda la documentación necesaria para entender los pros y posibles contras del contrato, así que tómate tu tiempo para leerla, preguntar todas tus dudas y verificar que todo se encuentre de acuerdo con lo que te han ofrecido.

Ocultar que los productos vinculados pueden ser adquiridos por otras empresas: La competencia entre bancos es brutal, todos quieren aumentar sus clientes mediante diferentes estrategias, como bajar las tasas de interés. Para no perder la guerra con otros bancos, estas instituciones pueden ocultarte que algunos productos vinculados a tu crédito hipotecario, como seguros de vida, pueden ser adquiridos con otras empresas. Existen seguros obligatorios relacionados a las hipotecas, pero no estás obligado a contratarlo con el banco que te está prestando.

Publicidad engañosa: Todo comercial que veamos en televisión, radio o internet tiene cierto grado de información engañosa o que puede prestarse a diversas interpretaciones, por lo tanto, no es conveniente que te dejes guiar por los anuncios. Es mejor acudir directamente a la entidad financiera para preguntar todo acerca de la contratación del crédito hipotecario de tu interés, la tasa anual, el periodo, etc.

Incumplir la devolución de primas al cancelar un seguro: Como lo mencionamos en un punto anterior, muchos créditos hipotecarios están vinculados a otros productos, como un seguro, que deberás pagar mensualmente o al principio de tu contratación. Cuando decides cambiar de banco porque te has percatado de que puedes acceder a un mejor crédito, o por cualquier otra razón personal, la entidad bancaria con la que habías contratado el seguro deberá devolverte el monto pagado. No te dejes engañar.

Negarse a aceptar pólizas alternativas: Si has adquirido una póliza con alguna empresa, el banco está obligado a aceptarla, siempre y cuando tenga condiciones similares a las que te ha ofrecido el banco. Ningún banco puede realizar cobros por revisiones o análisis de pólizas con la excusa de verificar que cumpla con los requisitos necesarios.

No dudes en asesorarte antes de firmar un contrato con una institución bancaria, algunas malas prácticas son difíciles de detectar. Los asesores financieros siempre estarán dispuestos a ayudarte para aclarar el panorama de tu crédito para que estés lo más tranquilo posible. Nunca accedas a contratar un producto vinculado a tu hipoteca que no te parezca positivo, ni firmes contratos en los que te veas obligado a cubrir gastos que no te corresponden.

Leave a Reply